Maclovia

Toalla ecológica nocturna

$ 200.00

Maclovia

Toalla ecológica nocturna

$ 200.00

¿De qué están hechas?

Por la parte exterior son 100% de algodón, por dentro cuentan con una determinada cantidad de lienzos absorbentes también 100% de algodón y con una tela impermeable la cual evita que tu flujo traspase rápidamente. Están confeccionadas de tal manera que no van a perder su forma durante todo su ciclo de vida y vienen en una sola pieza, no es necesario cambiar el relleno ni sacarlo para lavarlo, se pueden lavar a profundidad debido al tipo de confección que realizamos

Alas:

Nuestras toallas han sido diseñadas ergonómicamente, se acomodan a tu cuerpo y se aseguran a tu ropa interior con alas que se abotonan con broches de plástico a presión, para que se muevan lo menos posible.

Secado:

Tardan en secar al sol 3 horas aproximadamente

Tiempo de uso:

Dependiendo el tamaño de la toalla es la cantidad de horas que va a aguantar, absorbe y distribuye el flujo manteniendo una sensación de sequedad. Los pantiprotectores y la toalla de flujo ligero resisten entre 3 y 6 horas. La toalla regular puede resistir hasta 8 horas y la nocturna te protege toda la noche. La súper abundante es el modelo más absorbente y puedes utilizarla inclusive para postparto. También puedes utilizarlas para incontinencia. Es importante señalar que lo que para nosotras es “ligero”, “regular” o “abundante” puede no ser lo mismo para ti, por lo que te recomendamos que la primera vez que las uses las lleves a su máximo, monitoreando las horas que resistió desde el momento de colocarla hasta que estés a punto de mancharte

¿Cómo se lavan?

Son muy fáciles de lavar, lo puedes hacer en la regadera con el agua fría que cae cuando abres la llave y con jabón biodegradable, de preferencia en polvo o liquido. Antes de lavarla recomendamos ponerlas a remojar en agua para que la sangre salga con mayor facilidad. Evita el uso de agua caliente para que tus toallas tengan un ciclo de vida más largo, no utilices cloro, agua oxigenada, suavizante o jabones perfumados ya que pueden generar reacciones secundarias en tu cuerpo además de dañar las toallas.

Diseño:
Variantes:
  • Descripción

¿De qué están hechas?

Por la parte exterior son 100% de algodón, por dentro cuentan con una determinada cantidad de lienzos absorbentes también 100% de algodón y con una tela impermeable la cual evita que tu flujo traspase rápidamente. Están confeccionadas de tal manera que no van a perder su forma durante todo su ciclo de vida y vienen en una sola pieza, no es necesario cambiar el relleno ni sacarlo para lavarlo, se pueden lavar a profundidad debido al tipo de confección que realizamos

Alas:

Nuestras toallas han sido diseñadas ergonómicamente, se acomodan a tu cuerpo y se aseguran a tu ropa interior con alas que se abotonan con broches de plástico a presión, para que se muevan lo menos posible.

Secado:

Tardan en secar al sol 3 horas aproximadamente

Tiempo de uso:

Dependiendo el tamaño de la toalla es la cantidad de horas que va a aguantar, absorbe y distribuye el flujo manteniendo una sensación de sequedad. Los pantiprotectores y la toalla de flujo ligero resisten entre 3 y 6 horas. La toalla regular puede resistir hasta 8 horas y la nocturna te protege toda la noche. La súper abundante es el modelo más absorbente y puedes utilizarla inclusive para postparto. También puedes utilizarlas para incontinencia. Es importante señalar que lo que para nosotras es “ligero”, “regular” o “abundante” puede no ser lo mismo para ti, por lo que te recomendamos que la primera vez que las uses las lleves a su máximo, monitoreando las horas que resistió desde el momento de colocarla hasta que estés a punto de mancharte

¿Cómo se lavan?

Son muy fáciles de lavar, lo puedes hacer en la regadera con el agua fría que cae cuando abres la llave y con jabón biodegradable, de preferencia en polvo o liquido. Antes de lavarla recomendamos ponerlas a remojar en agua para que la sangre salga con mayor facilidad. Evita el uso de agua caliente para que tus toallas tengan un ciclo de vida más largo, no utilices cloro, agua oxigenada, suavizante o jabones perfumados ya que pueden generar reacciones secundarias en tu cuerpo además de dañar las toallas.